Los cambios en la correlación entre el precio del petróleo (WTI) y el oro normalmente muestran cambios respecto a las perspectivas de crecimiento. Ante perspectivas de bajos tipos de interés y de volatilidad en los mercados financieros, el oro actúa como activo refugio. En cambio, ante perspectivas de un mayor crecimiento económico que desemboque en una mayor demanda de energía, el interés por el petróleo aumenta.

Así, en momentos en los que se estima un mayor crecimiento en Estados Unidos, esta correlación normalmente desciende o se sitúa en negativo (repunta el precio del WTI frente al oro). En este contexto, es significativa la entrada en negativo por primera vez en 5 años de la correlación a 120 días entre ambos activos.

Tal y como hemos señalado en otras estrategias, el precio del petróleo podría presionar al alza, dada la mayor demanda esperada para el segundo semestre y la incapacidad de la oferta para satisfacerla.

Por otro lado, cabe esperar que pese sobre el precio del oro una política menos expansiva por parte de la Fed, así como la menor volatilidad en los mercados financieros. En este contexto, este indicador podría estar apuntando a un mayor crecimiento esperado para la economía estadounidense en el segundo semestre del año.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s