El gobierno ucraniano prevé celebrar elecciones presidenciales el próximo 25 de mayo, en medio de una notable incertidumbre. Así, el actual presidente, O. Turchinov, reconocía ayer la dificultar de controlar las revueltas de las regiones de Donetsk y Lugansk.

En este contexto, uno de los riesgos principales es que Rusia o el candidato no elegido, no reconozca el resultado. Para facilitar la credibilidad de las elecciones, Ucrania ha invitado a más de 540 observadores internacionales. A lo anterior se añade el apoyo a los comicios mostrado ayer por el presidente ruso, V. Putin. En este contexto, solicitó a los representantes del este pro-rusos que pospusieran el referéndum previsto para el 11 de mayo. Lo anterior podría relajar el actual clima de violencia, facilitando las condiciones para celebrar las elecciones el próximo día 25.

Otro de los principales riesgos es que las elecciones finalmente no puedan celebrarse. Así, N. Pillay, portavoz de la comisión de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, reconoció la dificultad de celebrarlas, de persistir el actual clima de violencia. La ONU mantiene una misión de 34 observadores, registrando posibles violaciones de derechos humanos.

A pesar de todo lo anterior, el país está muy dividido. Así, mientras el oeste y el norte son en general nacionalistas ucranianos, en el sur y el este hay una mayoría prorusa. En este contexto, A. Yatseniuk, primer ministro ucraniano, mostró la intención del gobierno de aprovechar el día 25 para celebrar un referéndum sobre la unidad territorial del país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s